La campeona continental de 20 km marcha en aquella cita ha sido descalificada por incumplimiento de las reglas de dopaje

Cuatro años después de que la marchadora Laura García-Caro concluyera cuarta en el Campeonato de Europa Sub-23 (Tallín, 2015), la onubense ascenderá una posición y, por tanto, recibirá la medalla de bronce. Una situación que llega a colación de un nuevo caso de dopaje que concierne, en este caso concreto a la entonces campeona continental María Ponomariova, perteneciente a la Federación Rusa de Atletismo.

Así lo anunció este martes la propia institución rusa, explicando que tanto ella como la velocista Alexandra Stepánova, han sido descalificadas por ‘Uso o intento de uso de una sustancia prohibida’. De esta forma, quedarán anulados los resultados de ambas por un período de cuatro años, en el caso de Ponomariova, desde el 8 de julio de 2015 hasta el 8 de marco de 2018. En aquella prueba de 20 kilómetros marcha de Tallin, García-Caro concluyó en un tiempo de 1:31:52, marca que ahora, cuatro años después, traerá consigo un bronce internacional que sumar, limpiamente, a su palmarés.

Alberto González, oro en martillo; Lorenzo Hernández, plata en disco y Cristina Trejo, bronce en peso en esta cita Sub-20 y Sub-23

Los lanzadores andaluces continúan acrecentando su palmarés, en este caso además a nivel internacional. Y es que en el Encuentro Internacional Sub-20 y Sub-23 que acogió Madrid el pasado fin de semana y en el que participaron atletas de España, Dinamarca, Bielorrusia y Portugal, los tres representantes de nuestra comunidad consiguieron medalla. El más destacado en esta ocasión fue el jiennense Alberto González, del Unicaja, que llevó el martillo hasta los 68,85 metros, marca que le dio la medalla de oro.

Una de las platas de España se la llevó Lorenzo Hernández, discóbolo granadino del FC Barcelona, gracias a una marca de 53,95 metros. Asimismo, la única andaluza en esta ocasión, la almeriense del ADAS Proinor, Cristina Trejo se colgó el bronce con un mejor lanzamiento de 12,46 en peso. Todos ellos en categoría Sub-23. Con sus preseas, los tres andaluces contribuyeron a que el combinado nacional se hiciera además con el oro por equipos tanto masculino como femenino en dicha categoría.

lanzamadrid19

 

La onubense Laura García-Caro, subcampeona de la Copa de Europa de marcha y oro por equipos

Alberto Amezcua y María Pérez, oro por equipos en los 20 km marcha y Ainhoa Pinedo, plata colectiva en los 50 km

La marcha española no deja de traer alegrías para el atletismo nacional, e incluso andaluz. Y es que en la Copa de Europa de Alytus (Lituania) que se disputó este fin de semana, los deportistas andaluces que formaron parte de la selección española realizaron una gran actuación. La más destacada la de la onubense Laura García-Caro, que concluyó nada menos que subcampeona de la Copa continental en los 20 kilómetros marcha con un tiempo de 1:29:55, a sólo unas décimas de la vencedora, la lituana Vaiciukeviciute. Esta marca supone además la marca mínima para el Mundial de Doha de septiembre.

En la misma categoría, los 20 km marcha femenino, compitió la granadina María Pérez aunque con menos suerte esta vez, dado que salió al asfalto y concluyó la carrera pese a contar con problemas estomacales y fiebre. Con todo, fue 11ª, con un tiempo de 1:34:08 y contribuyó a que el combinado español se alzase con el oro por equipos.

Misma presea, la del oro por equipos, que también se colgó su paisano, el granadino Alberto Amezcua, en los 20 km masculino y concluyendo 32º, con un tiempo de 11:27:26. Aunque la primera alegría de la competición la trajo el equipo femenino de 50 km, donde estuvo presente la gaditana Ainhoa Pinedo. Esta logró la plata por equipos junto a la selección española, contribuyendo con su noveno puesto y un tiempo de 4:21:07. Estos cuatro andaluces fueron partícipes de una cita histórica en la que España consiguió un hueco en el podio de todas las categorías grupales.

marcha20192

marcha2019

marcha20193

atletismoFAApie

© 1986-2019 Federación Andaluza de Atletismo